CREMAS / SOPAS / PATÉS

PATÉ DE BONIATO

13 enero, 2018

INGREDIENTES:

. 2 cebollas cortadas a medias lunas.

. 2 boniatos (pelados y troceados finos).

. Aceite de oliva.

. Sal marina.

.Canela en rama.

PREPARACIÓN:

Saltear las cebollas con una poco de aceite y una pizca de sal, sin tapa y durante 10 minutos.

Añadir los boniatos pelados y cortados, la rama de canela y un fondo de agua. Tapar y cocer a fuego medio/bajo durante 20-30 minutos, hasta que estén blanditos. Retirar la canela y hacerlo completamente puré. LISTO!!!

OBSERVACIONES:

Hemos conseguido un paté con un dulzor natural perfecto, sin necesidad de añadir ningún tipo de azúcar refinado o endulzante. Cuanto más lenta y larga sea la cocción, mayor será su dulzor.

Ideal para desayuno (en bocadillos para ir reduciendo, las grasas saturadas), antes del almuerzo para picar, con unas crudités (zanahoria, pepino, apio…) o con unas crackers de semillas, de merienda o de cena como en el almuerzo.

Una vez cocinado y bien envasado, lo podemos guardar en la nevera 3-4 días.

 PROPIEDADES:

Entre sus propiedades, podemos destacar que, el boniato es un tubérculo rico en carbohidratos, fibra, potasio y vitamina B9 (ácido fólico).

El alto contendido en fibra hace que sus carbohidratos se asimilen lentamente, reduciendo su índice glucémico y evitando hiperglucemias.

El boniato nos aporta energía de fácil digestión y muchos antioxidantes beneficiosos para las mucosas digestivas. Ayuda en problemas digestivos: gastritis, úlcera, diarrea, estreñimiento, alergias, colon irritable…

Contiene provitamina A, en forma de beta-carotenos que junto con el tocoferol, cuidan la piel y mejoran la salud de la vista. La vitamina A también ayuda a aumentar las defensas del sistema inmunitario, lo que hace que sea un vegetal ideal en los cambios de estación y en épocas frías.

Muy buenos para la memoria, ya que sus flavonoides mejoran la irrigación sanguínea (estudiantes, estrés, pérdida de memoria…).

Ideal para deportistas, durante el embarazo, lactancia. En enfermedades del corazón e hipertensión.

La cebolla rica en agua, fibra, minerales (potasio, fósforo, calcio, magnesio, hierro…) y vitaminas. Es anticancerígena, bactericida, digestiva, antiinflamatoria y también tiene gran cantidad de aplicaciones externas.

Las dos verduras son ricas en ácido fólico lo que las hace ideales para mujeres embarazadas.

Ningún alimento por sí solo es responsable de la curación o prevención de trastornos o enfermedades, una dieta saludable, debe contener los grupos principales de nutrientes y ser variada.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Follow

Get the latest posts delivered to your mailbox: